La casa del pueblo

Una historia escrita por Neli Coma Salas. Dos años de pandemia y la muerte de la abuela fue lo que necesitó para atreverse a volver al pueblo. Hacía años que no lo pisaba. Todo él eran recuerdos. Era infancia, eran primeras veces, era libertad y era familia. Cuánto tiempo sin hacer algo por primera vez,…

El accidente

Hizo un gran esfuerzo por no girarse en el último momento y mirar. Llevarse un último recuerdo de sus ojos rebosantes de avellanas tras la puerta de embarque, escondiéndose entre policías de inmigración. No quería que Lola supiera que sí, que había ganado. Una vez más, le había roto algo importante, algo que antes de…

Último día

Lola miraba fijamente el fuego de la chimenea. Con cada chispa abrasante recordaba lo que acababa de hacer. Cogió las tenazas y removió las brasas incandescentes. Esperó, tenía tiempo. Aquella mañana había salido de casa por primera vez en mucho tiempo. Se duchó, y tras mirar con ojos vacilantes el pijama sobre la cama, decidió…

El cumpleaños

Hoy es el día de mi 60 cumpleaños. Me he levantado temprano, como de costumbre, he hecho mis estiramientos, y con la bata puesta he bajado a la cocina. Mientras el agua se calentaba en la tetera no he pensado en nada, he leído las instrucciones de la caja del té negro: 2 cucharaditas en…

Joe Blake

Joe Blake Junior vuelve del colegio dando un rodeo, como cada día. Como cada día, llora un poco entre los árboles del parque, antes de atreverse a entrar en casa. Deja la bicicleta en la entrada, apoyada en el viejo nogal del pequeño jardín, y sube los tres escalones crujientes que le separan del porche….

3, 2, 1 ¡Bum!

Habla atropelladamente, casi sin respirar. Tiembla de pies a cabeza, y el pelo rubio se le pega a la frente en remolinos de sudor frío. – Hemos oído el estruendo bajo nuestros pies y hemos creído que se acababa el mundo – cuenta mientras yo tomo notas casi ilegibles para no perderle el ritmo –…

Bostezo y Ampudia

No era el mar, pero se le parecía. La inmensidad de la meseta, esos campos sin árboles sobre los que caía un sol abrasador, tenían el mismo color que las playas de Almería, azul tembloroso de calima. Su color preferido. ¿Dónde para?, preguntó a sus soñolientos compañeros de viaje. En Ampudia, le dijeron. Sonaba a…

Recuerdos de papá

Como los ángeles al caer el sol. Papá solía morirse tres veces al día y dos los domingos. Solía decir fría pasa mejor y luego se fumaba uno de sus grandes cigarros. Yo me sentaba frente a él y veía cómo los colores del final del día se hacían más intensos con cada bocanada de…